21Gramos: «Estamos convencidos que vamos por el camino que queremos»

Oriundos del sur de la provincia de Buenos Aires, 21Gramos es una banda de rock que se permite jugar con bases potentes, puentes con tintes psicodélicos y diversos estilos, donde predominan el hardrock, stoner, grunge y heavy metal.

La banda consolidada por Nehuén Tronconi (voz), Hernán Martínez (guitarra), Luca Landaburu (bajo) y Diego Benítez (batería) lleva a cuestas un camino ascendente que tendrá su esplendor el sábado en The Roxy, y qué contara con la proyección de los vídeos Pisco y Diciembre.

A pocos días de la fecha que compartirán con Carroña Sharong estuvimos hablando con Nehuén y Luca sobre la actualidad de la banda, las experiencias que vivieron a lo largo de estos últimos años y cómo se preparan para una presentación tan importante como la del sábado.

21Gramos

– Llevan casi una década como banda, ¿qué retrospectiva hacen con respecto a sus inicios, y los años y circunstancias que tuvieron que atravesar para llegar a este presente?

Luca: Seguimos con el mismo espíritu y las mismas ganas que el primer día que nos juntamos los cuatro a ensayar en la sala de Caballito hace siete años. Indudablemente la madurez y la experiencia que nos dio la música en todas sus formas: sea ensayos, recitales o grabaciones, se nota. La forma de trabajar de la banda cambió para bien. Al principio, quizás sin conocer muchos grupos, gente que arme fechas, fotógrafos/as y tantos etcéteras más, es complicado elegir el rumbo correcto sin equivocarte alguna que otra vez. Pero lo que progresó 21Gramos como proyecto, es notorio. Estamos convencidos que vamos por el camino que queremos.

– Hace poco tuvieron la desvinculación de Juan Torres de la banda ¿cómo vivieron esa experiencia personalmente y cómo repercute como banda?

Luca: Claramente fue difícil. En el comunicado oficial que dimos, se aclaró que priorizamos mantener la relación de amistad. Se sabe que a veces las discusiones en los grupos humanos existen y por eso está bueno saber parar a tiempo. Nos reponemos mirando para adelante y sabiendo que la banda está por encima de todo. La recepción a lo que hacemos es muy buena y motiva. Lo importante es que más allá de todo, él sigue siendo nuestro amigo y nosotros seguimos siendo el suyo.

– ¿Cómo fue la composición del nuevo disco y de Pisco en sí, en cuanto a los matices sonoros que conviven en la banda?

Nehuén: Al ser el último tema que compusimos previo a grabar Vol. II: Fiesta y Siniestra, el proceso creativo está más fresco que en canciones como Chacal o Galera, por ejemplo, que tienen varios años y las venimos tocando desde mucho antes de que salga el disco. En Pisco se vislumbran distintos climas y matices en las melodías, y la idea es siempre incorporar cosas nuevas y distintas en las canciones, para que nos sorprendan a nosotros mismos y disfrutemos el resultado final. En cuanto al sonido, tanto Hernán como Juan usan Les Paul y Marshall, por lo que la esencia sonora es la misma. Por supuesto que son distintos en cuanto a tocada y estilo, cada uno tiene su impronta.

– ¿Cómo vivieron la experiencia de grabar el vídeo de Pisco? ¿Por qué eligieron ese tema?

Nehuén: Fue una locura realmente muy divertida, ya que nos acompañaron muchos amigos que participaron del vídeo como extras. Aunque también fue todo un desafío y en una época muy convulsionada de la banda, exactamente seis días antes de la presentación de Vol. II en The Roxy. El autor intelectual y productor fue Pablo Fernández, y, como siempre que se me ocurre una idea me sigue, no me quedó otra opción que subirme a ese caballo. Por suerte, con su talento y la ayuda de todos los que participaron y colaboraron, quedó un resultado maravilloso. Elegimos la canción porque está buenísima básicamente, y porque otros temas del disco ya tienen sus vídeos en vivo o en Live Sessions de estudio.

– ¿Qué diferencias encuentran en entrar a un estudio a grabar un disco a entrar a grabar un vídeo?

Nehuén: Son dos cosas muy distintas. Para nosotros, al ser músicos, grabar un disco es casi como tener un hijo. Es la culminación de un proceso que lleva mucho trabajo, de ensayo, crecimiento musical y composición artística. Son meses o años volcados en un cuadrado mágico, en una obra. Para rodar un vídeo tenemos que trabajar con gente que la tenga clara en el asunto, que nos guíe todo el tiempo, por más que participemos del guion o tiremos ideas. La similitud es que en ambas situaciones ponemos el cuerpo y la pasión.

– ¿Qué expectativas tienen para el show del sábado en The Roxy? ¿Con qué se va a encontrar la gente arriba del escenario a diferencia del show anterior?

Luca: Tomando como referencia el último Roxy, la gente se va a encontrar con otro guitarrista (risas). Vamos a variar bastante la lista de temas, ya que la vez anterior, fue la presentación oficial de Vol. II: Fiesta y Siniestra. Esta vuelta, como lo anuncia el evento, la excusa es mostrar en pantalla gigante el vídeo de Pisco, que todavía no salió a la luz. Tenemos ganas de meter algún cover y también de meter invitados. ¡Ah! quizás se nos dé por filmar el show para un posible registro audiovisual.

 – ¿Cómo sigue el 2018 para 21Gramos? ¿Qué planes tienen para 2019?

Darle sin parar a los ensayos para el show del 10 de noviembre. Tenemos una fecha a punto de confirmarse para diciembre un poco más lejos todavía. En 2019 tenemos ganas de grabar nuevamente. Las nuevas composiciones empiezan a salir. También este año se cumplen 50 años del rock argentino y queremos hacer algo al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *