Balas Perdidas: Una vuelta más al sonido Stone

10904881_10205594426998765_245079901_n

Siempre nos identificamos con los Rolling Stones y Led Zeppelin, del rock nacional con Pescado Rabioso, Pappo, Manal, entre otros”, cuenta Martín Marto Cueva, voz, armónica y guitarra de Balas Perdidas. También explica que el nombre surgió porque en un número de una revista española daban el significado del grupo de Mick Jagger y compañía que, literalmente es Cantos Rodados, pero, en el argot negro, lunfardo blusero, es Balas Perdidas: “Lo recuerdo de memoria”, comparte. La banda está compuesta además por Hernán Salas y Matías Salort en guitarras, Gustavo Guasón Coronel en bajo, Mario Dal Mas en batería y Diego Ortíz en piano y teclados.

Balas Perdidas comenzó en 1992 haciendo covers, hasta que se “animaron” a componer su propia música. Al principio, ninguno tenía una idea de clara sobre los instrumentos, Marto recuerda que uno de ellos se anotó para tomar clases de guitarra y todos estaban contentos: «Cuando venía del profesor le sacabamos toda la información lo más rápido posible. Particularmente aprendí mirando a mis amigos«.

Con los más de 20 años de trayectoria, el cantante habla sobre under actual: “Son pibes chicos que en un año o dos, suenan muy bien. Nosotros la verdad que éramos un desastre, pero igual no teníamos la información que hay ahora”, y agrega: “Para sacar un tema teníamos que poner la oreja, y pasaba algo muy loco,  cuando escuchabas la canción en el cassette estaba un tono más abajo de la que los tipos la habían grabado, por la cinta o no sé porqué. Eso lo descubrimos con el tiempo, en el estudio de grabación”.

Hoy, con respecto al sonido, son guiados por grandes maestros del género como Alambre González y el Pollo Toloza. Con el primero son amigos hace tiempo. Para el último disco lo contrataron como Doctor Guitars. Con el segundo las cosas se dieron de otra forma: “Cuando entramos a grabar el EP Basura caliente nos faltaba un guitarrista pero nos habíamos armado de invitados. Vino Sarcófago de Ratones, Alambre y demás violeros. El productor me propuso traer al Pollo. En el 2005 hicimos con él Perspicacia Polaroid, aunque no salió a la venta”, dice Marto y suma: “Toloza es muy prolijo para trabajar”.

Siempre estuvieron rondando en el aspecto social, tanto en sus letras como en su imagen. Su logo es una máscara de oxígeno y detrás de la propuesta que les hicieron para utilizar esa imagen como emblema, reside el hecho de que se anuncian como “la banda del barrio más contaminado de Argentina”: Dock Sud, allí se encuentra una de las plantas más contaminadoras del país. “Nos identifica porque venimos desde muy de abajo. Hay un compromiso de nuestra parte. Un poco queríamos ayudar en la causa con nuestra protesta, sin que sea algo político, sino, una opinión desde el arte” agrega el cantante. En el último disco Volviendo al ghetto, Marto relata que se tomó el trabajo de escribir las letras poniéndose en la piel de “distintos pibes” metiendo palabras como ‘gato’ o ‘berretín’. “Traté de usarlas como para poder llegar a otros jóvenes y que se identifiquen en la forma de hablar”, argumenta y sostiene que si bien el léxico cambió desde la época de su juventud a la actualidad “hay una mezcla rara” que no le termina de gustar pero a la vez le atrae.

El actor Pablo Echarri, a quien conocían anteriormente, le propuso dirigir un video, el cual aceptaron. Así empezaron a rotar en las radios más conocidas, vendieron discos, tuvieron la oportunidad de ir a tocar al interior y participaron de los festivales más convocantes como Pepsi Music, Quilmes Rock. “Como dice Woody AllenTodos tienen sus 15 minutos de fama’, nosotros lo tuvimos y eso nos sirvió para seguir un par de años más”, remarca. Pero, como todo en la vida, lo que cuesta es mantenerse, por eso agradecen la presencia de las redes sociales ya que en los últimos años, a través de Facebook, pudieron acercarse a chicos que les gusta la banda y desde hace tiempo los venían buscando.

El año pasado hicieron en Gualeguaychú un recital homenaje a Rolling Stones. “Vinieron muchos de Buenos Aires. Estuvo buenísimo”, afirma. Con el envión que les dio este show, encaran el 2015 con la grabación del nuevo material y organizando la gira de promoción. “Con este disco queremos cambiar un poco el sonido manteniendo la idea clave de la banda”, adelantó Marto, quien además tiene una novedad para contar: «Voy a hacer un intervalo y a sacar un EP solo. Me quiero tirar a hacer otra cosa, con otros músicos y probarme a mí lo que puedo hacer”, anuncia el cantante y compositor.

 

Nani Demicheli @nanidemicheli

Luz Perez @perezluzc

Vicky Belohlawek @VickyBelohlawek

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *