Bohemian Rhapsody revivió a Freddie Mercury

¿Acaso hay una declaración de amor más grande que decirle a otrx que es “el amor de tu vida”? Las buenas letras y el romanticismo siempre fueron sus fuertes y la película Bohemian Rhapsody los muestra a todos.

Freddie Mercury y Queen han dejado un legado enorme, no sólo en el mundo del rock. Incluso varios artistas que no eran del palo, cantaron en el show homenaje que se hizo para recaudar fondos para los enfermos de sida. Y hoy en día, doy fe de eso, hay fanáticos de esta banda y de su líder, muy jóvenes que no llegaron a conocerlo con vida. Es y fue un fenómeno mundial.

La trama de la película es muy simple. Mostrar la vida de Freddie, su ingreso a la banda, el “amor de su vida” y su enfermedad. El libreto no se sale de estos temas.

Su protagonista Rami Malek –Mr.Robot– hace todo bien. Es realmente el representante de su histrionismo insuperable, su locura creativa, sus letras impensadas y su romanticismo a flor de piel. Lo único que no hizo a la perfección es cantar como Freddie. Y ahí están un poco enojados los fans de la reina. Para recrear la voz inconfundible y singular del cantante se usó una mezcla. Tres gargantas se necesitaron para llegar a él. Rami Malek, el propio Freddie y Marc Martel, un cantante canadiense que, si tienen la posibilidad de hacer la prueba de escucharlo sin verlo, se darán cuenta de porqué él ha sido el elegido para esto.

Honestamente, se esperaba más de este film. Cierra por todos lados, pero en este cerrar, dejan afuera un montón de contenido. Nada de lo que cuentan nos sorprende. Ya todo es sabido. Por ahí, para lxs que no conocen la historia de uno de los mayores ídolos del rock internacional se van a llevar un poco de información. Pero no más que eso. Con esto no quiero decir que la película es mala, ni que no hay que verla. Todo lo contrario. Está buena, su protagonista la descose y por eso se ha ganado varios premios como Mejor Actor, entre ellos un Globo de Oro. Y es uno de los grandes candidatos a llevarse un Oscar por este personaje.

Su música y su magia están más vivas que nunca. ¡No me digan que cuando suena Don’t stop me now no tienen ganas de bailar y cantar a los gritos semejante temón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *