HUEVO, HUEVO, HUEVO, MÚSICA, MÚSICA, MÚSICA

Hace algunos años, el escritor mexicano Gabriel Zaid publicó Los Demasiados Libros, en el cual, como argumento principal, el autor exponía la problemática que atraviesa la literatura actual, ante la inabarcable abundancia de libros y la imposibilidad de los lectores de leerlos a todos. Quizás hoy, felizmente, podemos trasladar esta cuestión a nuestra escena under, donde la cantidad de bandas de diferentes estilos, están copando día a día los escenarios. Donde en una misma noche hay decenas de formaciones transmitiendo su arte, y como si esto fuera poco, la gran mayoría son de gran calidad. Entonces, ¿qué distingue a una banda de todo el resto?. ¿Qué la hace sobresalir y hacer que el público la elija e incluso se fanaticen por ellos?. Seguramente no hay una receta mágica, pero muchos de los condimentos necesarios los tienen estos cuatros chicos que lograron llamar la atención a base de sonidos novedosos, diferentes y perfectamente ensamblados.  

foto verano

Están a full, despidieron los últimos días de marzo con  rueda de prensa, visitas a medios (muchos), pero no se los nota para nada cansados. Al contrario, transmiten entusiasmo en cada una de sus palabras, son como chicos jugando a lo que más les gusta.  Ellos son Huevo. ¡Sí!, un nombre que de tan raro termina volviéndose natural, y que en los últimos meses está sonando cada vez más fuerte entre las bandas emergentes. En el verano estuvieron girando por diferentes ciudades de nuestro país, como Viedma, La Pampa y Mar del Plata. Pero sin dudas, el punto más fuerte fue su presentación en el escenario alternativo del Cosquín Rock, ahí pudieron sentir de cerca el apoyo del público, cosa que meses después los sigue sorprendiendo y alegrando. La forma en que sus seguidores se apropian de las canciones es algo que no deja de sorprenderlos: “Que se sepan todas las letras y verlos cuando las cantan es lo que más disfrutamos”, relata el cantante de la banda.

Julián Baglietto en voz, Sebastián Lans en guitarra, Julián López Pisani en el bajo y Tomás Sainz en batería, desde chicos, entre idas y vueltas, mantienen una amistad basada en la música transmitida por sus padres. Este vínculo, que con el tiempo se fue haciendo más fuerte, los condujo a materializar esas juntadas llenas de arte, en el proyecto que dio inicio a la banda, y al muy poco tiempo al disco Las Mil Diabluras, nominado a los premios Carlos Gardel 2015 en la categoría ‘Mejor álbum de rock’. Este material los llevó a pisar los escenarios más reconocidos de Buenos Aires, como Niceto, La Trastienda o el Centro Cultural Matienzo.

flyer Konex

Yo te respondo, cuando sea el momento salta o esquiva. No hace falta nada más, es movimiento’, dice el último verso del tema Saltar y Esquivar,  que la banda presentó el primero de abril, y que, además de ser el corte de difusión de su segundo disco, también le da nombre al show de este viernes en Ciudad Cultural Konex. Para esta gran fecha, primera vez en el escenario de la calle Sarmiento, van a estar secundados por Nidos y Bigger, dos grandes bandas que también hace tiempo se sacaron el traje de ‘emergentes’ para convertirse en una realidad de la escena rock de nuestro país. Huevo cuenta que será un show explosivo, como nos tiene acostumbrados, con algunos adelantos del disco que están grabando actualmente, y que van a haber muchas sorpresas, pero principalmente la presencia de invitados, que si bien no son reconocidos por el público en general, son grandes músicos con quienes se sienten cómodos y esto es a lo que le dan más prioridad, porque tienen muy claro que la buena energía que transmiten a través de su música es lo que contagia al público.

Nani Demicheli @nanidemicheli

Vicky Belohlawek @VickyBelohlawek

Luz Perez @perezluzc

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *