Las Máquinas de Amor que traen los Inmigrantes

Inmigrantes sigue llevando su tercer disco Máquinas de Amor hacia todos lados. Este sábado emigrarán en Mutar Bar de Avellaneda. Carlos Silberberg, cantante y guitarrista de la banda, cuenta cuál fue el germen del grupo que lleva ya 14 años rodando, su paso televisivo, y cómo preparan este año.

– ¿Sienten que aún está presente algo de la esencia de Desire, la primer banda que crearon?

De alguna manera, si bien éramos chicos cuando tocábamos con Desire, todos recurrimos al pasado a la hora de crear. Más allá de lo líquida que sea nuestra vida, hay cosas que quedan para siempre, es la raíz. Quizás en esa época escuchábamos música que hoy no tanto, pero a la hora de crear no podemos evitar que algún sentimiento se filtre de la memoria. La música cambia y uno también. Tenemos el deseo de probar cosas nuevas y jugar con el tiempo; y no que el tiempo nos vaya congelando.

Inmigrantes
PH: Prensa banda

– Tanto vos como tu hermano tuvieron una gran exposición de muy jóvenes y seguramente haya sido una gran experiencia. Después de tantos años, ¿sienten que este paso les brindó herramientas para llevar adelante Inmigrantes?

Sí, totalmente. Nosotros hacíamos música antes de nuestro paso televisivo. Siempre tuvimos claro que queríamos que la gente escuche nuestras canciones. La TV fue un trampolín que en algunas cosas salió bien; y en otras no tanto. Pero terminó desembocando en Inmigrantes porque nos gusta hacer música juntos. Adquirimos mucha experiencia que hoy la usamos para nosotros.

– ¿Cuáles son los pro y contra de lanzar un EP de forma independiente?

Lo positivo es que no tenemos que dar explicaciones a nadie de lo que hacemos, ni tenemos que seguir una estrategia ajena al deseo personal y al gusto musical nuestro. Todo depende de nosotros. La contra es que es muy complicado en el mundo que vivimos poder editar algo y que no pase de largo como un chorro de agua cuando abrís el grifo; en cambio, si estás en una multinacional o sello, tenés una plataforma donde la parte de promoción y venta está manejada por la corporación o equipo, y no por el artista. Y eso es un trabajo aparte que no nos gusta tanto y tenemos que hacer. Por suerte hay gente que nos ayuda mucho.

– ¿Qué les pasa por dentro al pensar que Inmigrantes cumplirá 14 años ya?

¡Cosas buenas! La verdad que no nos quejamos. Vivimos momentos increíbles siempre, y los seguimos viviendo. Son varios años y a la vez si nos ponemos a ver grandes bandas que siguen haciendo cosas después de muchos mas años no parece tanto y hay que seguir haciendo canciones.

Inmigrantes
PH: Prensa banda

– Si bien se nota una amplia diferencia musical entre Máquinas de Amor y Surplus, ¿en qué creen que difieren para ustedes?

Cuando empezamos a hacer Máquinas de Amor lo pensábamos como un lado b de Surplus, porque las canciones son de la misma onda e incluso lo grabamos en nuestro home studio La casa de Maria. Pero quizás Surplus tiene más guitarras y suena mas a banda; y Máquinas de Amor es más de teclados y suena más electrónico.

– ¿Cuál será la próxima fecha de Inmigrantes?

El 31 de marzo en Avellaneda, en Mutarjunto a dos bandas amigas: Nocturama y 7.13. En mayo tenemos un tour por Brasil, pero vamos a ir cerrando fechas todos los meses.

– ¿Cómo planean este 2018 que recién comienza?

Ya estamos armando canciones nuevas para grabarlas y salir a tocar a todos lados como siempre. Nos gusta salir de gira, conocer gente y ciudades nuevas. Ojalá que este año podamos ir al interior de Argentina y algunos países que nos escriben siempre, como Chile, México y Perú.

– Dentro de este under tan grande, ¿en qué creen que Inmigrantes se diferencia?

Somos honestos, nuestra música es un reflejo de nosotros. Desde lo más delirante, hasta lo más racional. No creo que seamos los únicos con esas características, pero sí creo que hacemos algo particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *