Los Morgan: Poderosos, aguerridos y violentos

DSC05617 Cuando el último día laborable de la semana iba llegando a su fin, en Avellaneda, el power trío Los Morgan empezaban a abrir la noche de Mutar Bar. Protagonistas de un set super explosivo, eligieron cerrar su presentación con Normal. “Estuvo buenísimo, nos sentimos muy cómodos. Estar acá es como tocar en casa y más abriéndole a Miltode, que son amigos”, resaltó Ana Regueiro, cantante y guitarrista, minutos después de bajar del escenario. La formación inicial tenía otro batero, Nicolás ‘Vela’ Cerella que dejó el grupo hace algunos meses. Los chicos se conocieron en el secundario por medio de amigos en común y a través del tiempo y la música se fueron uniendo. Todos tocaban instrumentos y compartieron otros proyectos hasta que coincidieron y formaron Los Morgan. Actualmente, y después de tres años en el ruedo, la banda está en pleno proceso de transición, este es el tercer show en el que se están presentando con un nuevo baterista, Ramiro Scavuzzo y que, tal como reconoce el bajista, Mauro Cortasal, él les aporta otro color, porque le “pega más fuerte a la bata” y el estilo es mucho más “del palo«. Con este cambio se vieron obligados a hacer algunos arreglos a los temas, porque por la “tocada” que tiene él, lo requería. Sus compañeros afirman que desde el principio tuvo la libertad para marcar su propio estilo. DSC05595 Como próximo objetivo tienen la idea de lanzar un disco en el que puedan transmitir toda la energía que contagian en sus shows, por eso es que lo harán todos juntos, tocando a la vez, y no por separado. “La idea es tratar de transmitir el vivo, para ser lo más sincero posible. No buscamos ir a grabar por separado, ni ir a pinchar, tampoco hacer demasiada vuelta con el tema del sonido”, contó la única mujer del grupo, a lo que Mauro agregó: “Donde recibimos las mejores críticas es tocando en público, entonces queremos plasmar eso, y que la gente pueda escucharlo en sus casas”. DSC05601 Ana se encarga generalmente de la composición de los temas: “Tengo una idea de una cadencia de acordes o de ciertas partes, se las muestro a los chicos, casi siempre con una letra”. El siguiente paso es en la sala, le muestra a sus compañeros de qué se trata y les transmite lo que imagina así los guía con esa base. A partir de ahí, “confía” en su criterio, es decir que ellos toquen lo que les parezca. Ella vuelca en las letras ciertas cosas en las cuales está inconforme, como por ejemplo, “la rutina de trabajar ocho horas todos los días para vivir” y no poder dedicar ese tiempo a su instrumento; también hace referencia a diferentes situaciones que se dan en las relaciones interpersonales, tanto con mujeres como con hombres. “Hablo mucho de las familias, del crecimiento de uno. Tenemos todos en promedio 25 años y estamos en una edad donde a los jóvenes no les es fácil vivir de la música, no es fácil el hecho de vivir de lo que a uno le gusta. A partir de eso salen un montón de cosas para la banda. Creo que Los Morgan suenan poderosos, aguerridos y violentos o agresivos, por así decirlo, porque las letras tienen esa intención”, reflexionó la cantante. Y Mauro agrega que el hecho de que cante una mujer, hace que lo que diga, que quizás es lo mismo que piensan los hombres, va a ser distinto a que lo cantara un varón y eso es parte del estilo de la banda, su marca. DSC05582 Los chicos sienten la diferencia de trabajar con una mujer en la banda. “Está bueno porque siempre la mujer es como la responsable del grupo. Si hay que poner un límite, ella está ahí. Es una energía distinta la que se siente”, identificó Ramiro. Mauro también dio su visión: “Es muy distinto el entrar a una sala donde hay cinco chabones, a donde hay una chica, y eso te lleva a comportarte de otra manera hasta en lo más cotidiano. Es clave que esté tocando la viola y cantando, es una mezcla justa de lo que tiene una mujer, que obviamente es menos agresivo por naturaleza, a lo que tenemos nosotros dos, que somos hasta brutos para tocar el instrumento, y claramente ella no lo es, y está genial”. Pero, la protagonista femenina también habló de sus colegas: “Con ellos me pasa que encuentro un compañerismo en el hecho de dedicarnos a la música y también encuentro cosas en su sonido. Está buenísimo que acepten mi manera de tocar, porque a veces en un par de temas me dicen ‘vos acá tenés que estar al palo’ y les digo que yo toco así, no soy de poner la pata arriba del retorno y hacer un solo de guitarra porque no quiero, es una decisión”. Y suma: “Siento de que algo distinto que puede dar la banda es esa cosa de sentimentalismo o lo melodioso, algo más sensible que lo da una mujer. Muchas veces en los ensayos me enojo porque estoy cantando y no escucho. Les digo que paren y bajen el volumen pero también en definitiva es lo que busco. Nos combinamos muy bien”. Luz Perez @perezluzc Nani Demicheli @nanidemicheli Vicky Belohlawek @VickyBelohlawek

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *