NO SOMOS NADA: «Las canciones nacen de algo que nos lastimó»

Desde la salida del segundo disco, Un poco más humano, en octubre de 2015, empezaron una gira que los llevó, no solo por gran parte del conurbano bonaerense, sino que también tuvieron la oportunidad de viajar al norte del país. Específicamente, Salta, Tucumán y Jujuy fueron las ciudades elegidas para llevar el formato acústico de la banda, algo que hasta ese momento no tenían incorporado pero dado la variedad de ritmos latinoamericanos que realizan, les resultó algo muy natural. Continuando con todos estos éxitos, esta noche van a presentar en The Roxy Cantando Primaveras, su último material.

«Hoy en día somos seis, con una gama de edades bastante amplia y entonces nos criamos escuchando distintos ritmos musicales, y eso se transmite en la sala cuando todo se empieza a mezclar”, explicó al inicio de la entrevista Mateo Matarazzi batero de No Somos Nada; y uno de los que allá por 2009, junto a su hermano, Marcos Matarazzi, voz, guitarra y charango de la banda comenzaron con este proyecto musical del cual Claudio Sobrero, bajista, voz y coros, también fue parte fundamental. Actualmente la formación redobla la original quedando integrada por Fernando Bonilauri en percusión, Luciano Torrisi en guitarra; y Luis Córdoba en trompeta y arreglos.
Al continuar hablando sobre esta cuestión de la mixtura de ritmos que caracteriza a la banda, Torrisi comentó que a
l momento de componer participan todos, desde la idea o la producción, e incluso en aquellos temas donde no tocan todos, pero que justamente esto es parte de las virtudes de la banda. «Esto habla del poder de democracia que hay en la banda», aseguró «Mate».

Parte de esta esencia a la que hacen alusión, forma parte su compromiso social y ahí Quilmes, el lugar que los vio nacer, se vuelve  protagonista. «Hay un barrio lindero a la ribera que siempre que hay sudestada se inunda, entonces el Festival la Sudestada surge con esa connotación», detalló el baterista y que aseguró que siempre que los llaman para este tipo de encuentros no dudan en participar, porque va en línea con sus ideales y porque se sienten «responsables» al ser «gente que comunica».

«Como sucede en cualquier país de Latinoamérica estamos expuestos ante problemáticas políticas, sociales y económicas. Últimamente se está dando que se afectó mucho a lo cultural», comentó Torrisi; y el batero agregó: «Uno puede estar a favor de un gobierno o de otro y siempre va a haber algo para criticar, pero lo que sí nos viene pasando, sobre todo este año es que al tener que subir el precio de las entradas la gente deja un poco de ir a los recitales y en consecuencia a ser más selectivo con los shows a los que va a ver. Lógicamente los primeros que perdemos somos nosotros que formamos parte del ocio de la gente, lo que nos llevó a tener pérdidas en algunas presentaciones pero seguimos adelante porque creemos en esto y va más allá de la plata». También comentaron que están saliendo a tocar a las calles, y que esta gira Cantando primaveras, que va a desembocar en The Roxy, habla un poco de eso, de «salir a mostrar las canciones al aire libre» porque ellos siempre dicen que las canciones nacen de algo que los lastimó o de la muerte de algo, entonces decidieron salir a florecer sus temas por los verdes.

«Nosotros queremos generar eso de que la gente se reúna, sino que no nos dispersemos», cuenta Lucho haciendo referencia a esta comunicación que tienen con sus seguidores y a lo felices que los pone ver que entre ellos comienzan a hacerse amigos. Mate recordó que hace muy poco fueron al cumpleaños de un de los chicos que siempre acompaña a la banda y cuando llegaron no podían creer que estaban muchos de sus seguidores de ellos.

«Nos sentimos como una cooperativa generadora de arte», aseguró el baterista.

Con respecto a su show de esta noche, el batero detalló: «En el Roxy vamos a poner toda la carne al asador. Es una lista contundente, llena de hits y todo lo que todo el tiempo nos piden los muchachos vamos a hacerlo. Un poco de Cantando primaveras, algunos de Canciones de invierno, intentaremos meter gran parte de nuestro repertorio y un adelanto de nuestro próximo disco».

Después de esta presentación la banda va a viajar al sur del país a continuar con este formato acústico y cuando vuelvan empezarán a grabar el disco que esperan tener listo para mayo o junio de 2018, pero aunque el plan es intentarlo, ven muy lejos la idea de parar de realizar presentaciones en vivo paralelamente a la producción del álbum, como tradicionalmente hacen las bandas. Para esta etapa la meta es perfeccionarse, por eso es que van a trabajar con un productor. algo que no habían hecho hasta ahora. «Quizás a este disco lo encaramos así y después volvemos, porque son experiencias y creemos que no hay una sola manera de hacer las cosas», comentó Torrisi; a lo que Mate agregó: «Estamos poniéndole todo al proyecto, por eso consideramos que es el momento de hacer un Roxy, con una puesta musical y en escena diferente. No queremos escatimar en nada». 

Luz Perez @perezluzc 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *