Oh Chango se prepara para su gran festejo

Oh chango

PH: Ramsés @elramsee

“Ahora, muy pocas bandas duran muchos años”, lamenta Martín, pero ellos lo están logrando. Oh Chango festejará su octavo aniversario este sábado en Mutar Bar de Avellaneda junto a 21 Gramos, en el que será el primer evento que realizan por su cumpleaños. El recital contará con un show pensado para la ocasión con temas propios y algunos covers. Luego de cambios en la formación, el equipo estable lo conforma Juan Torres en guitarra y voz, Martín Viva con el bajo, Juan Rey en guitarra y Germán Favre en la batería. En esta nota, adelantan cómo esperan la noche de fiesta y la visión que tienen, desde su experiencia, sobre la movida under.

 

Luego de tantos años, los chicos ya le sacaron la ficha a la convivencia: Ensayan dos veces por semana, comparten mucho tiempo juntos y confiesan que a veces se “cruzan” pero a pesar de eso, son cuatro amigos y entienden que son situaciones necesarias para alcanzar el objetivo que persiguen. Para este sábado tienen planeado un cronograma que armaron con la ayuda del sonidista del bar, porque admiten que les gusta estar bien organizados. Este esquema contempla desde el horario de la prueba de sonido hasta cuál es la hora límite que tienen para tocar en el bar. “La idea es que venga gente que nos acompañó en el transcurso de los ocho años. En general no lo hacemos pero para esta fecha estamos armando un show especial, por eso elegimos unos covers bastantes lindos” puntualizó Martín.

 

Cuentan con tres demos, dos más viejos y el último con la incorporación de Germán.  El guitarrista anunció que el próximo paso será grabar el primer disco: “Juntar plata, pulir los temas, componer más para hacer una selección”. El bajista detalló: “Lo estamos planeando con un año de anticipación para tener las ideas claras y llegar a donde queremos bien conscientes con el cómo lo queremos hacer. Que llegue el momento de grabar y tocar el tema de punta a punta, sin tener ninguna duda”. Y el baterista contó que no saben por el momento dónde grabar y que están buscando un lugar.

 

Dentro del under, es cierto que la minoría de los grupos están desde hace sólo cinco o seis años porque una de las trabas que más padecen es la económica pero Los Oh Chango pudieron saltar esta barrera. Martín analizó que las bandas se hallan muy marginadas con el tema monetario, y que mantenerse requiere de mucha plata: “El hecho de salir a tocar en vivo es costoso, porque está el bolichero que te cobra el lugar, está el que te cobra el sonido, y más todo esto, tenés el flete también para movilizar los equipos”. Ellos buscan la autogestión entre los diferentes conjuntos y su lema es: “Tratamos de juntarnos con las bandas amigas y manejarnos por cuenta propia. O sea, no siempre pagar para tocar. Hay lugares que quizás valen la pena. En Mutar el show nos rinde porque te dan la puerta, la gente viene y se queda, y el bar está bueno. Hay otros espacios que tienen el baño inundado, el acceso es malo, entonces terminas y se van todos”. Ellos comprenden que este negocio está programado desde las productoras, los managers y quizás es para que la música under nacional no se consuma.  Los cuatro comparten que ahora ya no surgen bandas “grandes”, y que por barrio tocan “50 grupos por fin de semana”. “Los pocos lugares para tocar están todos repletos. Es que estamos todos en la misma, la idea es tratar de ayudarnos entre nosotros. Lo que queremos es tocar, que venga gente y la pase bien. Mantener una banda ocho años es muy complicado. Muy pocas de acá duran diez años”, dijo Martín, a lo que Torres agregó: “Así como un día se empezó a cobrar para tocar, otro día se va a decir ‘¿Cómo estás cobrando para tocar?’, y que se revierte la situación, espero que puede pasar eso”.

 

A la hora de realizar el trabajo previo que se requiere para un show, expresan que no cuentan con un manager ni un agente de prensa y ellos toman este labor. El cantante, Juan, entiende que lo tienen que hacer ellos mismos y que además les gusta: “El tema de los flyers, los eventos, videos, esta bueno. También tenés más contacto con la gente. Tener una banda es tanto arriba, musicalmente, como abajo del escenario, con la energía y la buena onda”, y entre risas Germán concluye: “Igual siempre está bueno tener alguna ayuda”.

 

Vicky Belohlawek @VickyBelohlawek

Luz Perez @perezluzc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *